GuidePedia

0

Normalmente los sueños son mucho más inspiradores, aterran o crean emociones mucho más directas que se pueden sentir mientras se sueña. Los sueños son más sutiles y se pueden olvidar a la mañana siguiente, es una nueva manera de pensar en todo aquello que ha sucedido en el día a día y se manifiestan sin un orden definido.

Una premonición mientras tanto, es mucho más realística y verás todo tipo de rostros, imágenes, sonidos que te ayudarán a descubrir algo que pasará y te mantendrá totalmente atento/a durante los próximos días. Tu cerebro habrá registrado más esa imagen, favoreciendo que estés receptivo a la información.

Las premoniciones pueden ser en color o en blanco y negro, y podrás darte cuenta de que no te sobresaltarán, estando el organismo en un estado de mayor concentración con sueño profundo. Hay muchas personas que no tienen nunca un sueño profundo, mientras que otras sí lo tienen y llegan a desarrollar capacidad de videncia.


Publicar un comentario

 
Top